Sofía de Borbón y Mateos: "El Rey debe ser respetado y valorado por lo que representa"

Amante de la música clásica pero también de los sonidos house, Sofía de Borbón y Mateos es una apasionada de los animales, con especial cariño por los caballos y los perros. Su espíritu solidario la ha llevado a fundar y colaborar con varias ONG, algo que, como ella misma explica en esta entrevista, es muy necesario en estos difíciles tiempos de pandemia.

Su padre, Francisco de Paula de Borbón, fue primo del rey Juan Carlos, con el que compartía pasión por las motos y la caza. Junto a su madre, Charo Mateos, le inculcaron a ella y a sus hermanos el respeto por la educación, la libertad y las instituciones.

Su amistad con la soprano Ainhoa Arteta la ha regalado muchas veladas de risas y confidencias, y la ha empujado a ver la tele por la participación de la soprano en el concurso ‘MasterChef’, aunque no se considera una consumidora de la pequeña pantalla.

Hoy tengo el placer de conversar con mi amiga Sofía de Borbón y Mateos sobre su vida y las cosas que más le importan.

PREGUNTA: ¿Quién es Sofía de Borbón? Háblame de tus orígenes.

RESPUESTA: Desciendo de Hugo Capeto por casa paterna y de la dinastía Robertina. La dinastía de los Capetos sirvió para vertebrar las Casas Reales de media Europa. Mi rama es la casa de Borbón Sevilla, ducado de Sevilla. Mi bisabuela era Enriqueta de Borbón y Parade, cuarta duquesa de Sevilla, grande de España, casada con Francisco de Borbón y de la Torre, los padres de mi abuela paterna.

P: ¿Qué recuerdos guardas de tus padres y qué valores te han transmitido?

R: Mi madre, Charo Mateos, era una persona elegante, guapa, simpática, cariñosa, le encantaba montar a caballo y jugar al tenis, que lo hacía de maravilla. Hija de un conocido empresario que fue el fundador y propietario de Urbis Constructora, le encantaban los coches, tenía una finca de caza en Salamanca muy conocida llamada Arauzo, la cual creo que luego compró Mario Conde. A ella acudían todos los ministros y autoridades de este país por sus magníficas cacerías. Mi madre tiene seis hermanos y su puesta de largo fue portada de ‘¡Hola!’. Estudió en Irlanda, igual que sus hermanas, hablaba cuatro idiomas, era guapísima y elegantísima.

Mí padre, Francisco de Paula de Borbón, estuvo en el exilio. Bueno, en realidad nació exiliado. Mis bisabuelos tuvieron que irse de España y por eso mi padre nació en París. Luego se nacionalizó en Italia y vivió su juventud en Roma hasta que regresaron a España. Se llevaba de maravilla con su primo el rey don Juan Carlos. Eran muy parecidos: les encantaban las motos y la caza. Mí padre era muy Borbón, cosa que he heredado yo. Me parezco mucho a mi padre, eso me dicen continuamente.

Era hermano de Elena de Borbón, casada con José Miguel Garrigues Walker, por la que tenía adoración. Fue empresario de publicidad y fundó con mi tío (por cariño) Alfonso de Zunzunegui una empresa llamada Red de Publicidad Exterior. También trabajó con mi tío José Miguel Garrigues Walker muchos años. Le encantaba montar a caballo, jugar al polo, al golf cada día conmigo, ¡¡era un cañón!!

P: ¿Cómo recuerdas tus primeros años?

R: Fui al colegio Veritas, al que iba con mis primas. Yo era la más pequeña de todas las que íbamos y por eso me tenían muy mimada. Después estudié diseño de moda en la Alta Escuela de Moda, Artymoda.

P: ¿Cómo ves la Casa Real actualmente?

R: La monarquía representa la unión de un país. El Rey debe ser respetado y valorado por lo que representa. Es un símbolo de unidad y permanencia. Posee el mando supremo de las Fuerzas Armadas, siendo así el capitán general de los Ejércitos. Es la única manera de que un país esté unido.

P: Háblame de tus amigos, la gente que te rodea…

R: Entre mis mejores amigos se encuentran Augusto Ferrer-Dalmau, pintor de batallas; Santiago Velo de Antelo, presidente ejecutivo de la Academia de la Diplomacia, de la que yo soy presidenta de las Damas de la Academia; Ainhoa Arteta, con la que comparto el amor por los perros, y Matías Urrea, su marido; Massumeh, la creadora de la marca de cosméticos de lujo que lleva su nombre; su adorada hija Nasrin y su primo Sasan; Rosa Sánchez, empresaria especializada en temas oncológicos y que tiene una clínica en Marbella a la que yo voy mucho porque tiene muchos tratamientos maravillosos para mejorar el cuerpo y en la que he visto curarse a muchísima gente. Y, por supuesto, a su marido, que es encantador. Y todos los amigos que conservo desde la niñez.

P: ¿Qué papel ha jugado en tu vida proceder de una familia tan importante?

R: Siempre ha estado muy presente para mis padres inculcarnos a mis hermanos y a mí los valores y la educación que por esta condición debíamos tener. Nos hicieron valorar las cosas y ser un ejemplo en la vida. Nos hicieron respetar lo que conlleva tener unos apellidos y el amor por nuestro país. Yo vivo entre Madrid y Marbella.

P: ¿Cómo es tu día a día?

R: Cada día es diferente, según los actos a los que debo acudir. Ahora por las circunstancias no tengo tantos, así que estoy volcada en el banco de alimentos y prestando mi ayuda a todas las organizaciones benéficas que me lo solicitan.

P: Eres una gran amante de los animales.

R: Son mí pasión, que nació porque mi padre me hizo amarlos desde pequeña. Mi primer perro me lo regaló él, me lo trajo por sorpresa cuando yo debía tener 9 años. Me inculcó la disciplina de la hípica desde los 4 años. Me apasionan los caballos y monto a la inglesa, a la vaquera y a lo indio porque mi padre me enseñó a ir sin silla y aprender a no caerme y luego a caerme y tirarme. A mis teckel de Cheara los llevo a todas partes porque no podría vivir sin ellos.

P: Sofía, eres una persona muy solidaria: ¿con qué fundaciones y ONG colaboras?

R: Siempre he estado muy preocupada por este tema, por eso creamos la Asociación de Santos Ángeles Custodios, entre otras cosas. Eso nos ha permitido crear un banco de alimentos y ayudar a muchas personas, sobre todo ahora en estos terribles tiempos que corren. También me han pedido recientemente que participe en la campaña de Cáritas como imagen. Sé que es muy difícil que se erradique el hambre en el mundo, pero si todos los que podemos ayudar, cada uno en su medida, lo hacemos, el mundo será por lo menos un poco más feliz. Eso intento yo siempre que a quien puedo ayudar lo haré.

P: ¿Qué series estás viendo y cuál recomiendas?

R: No veo la televisión. Bueno, ahora la veo porque sale mi amiga Ainhoa Arteta en ‘MasterChef’.

P: ¿Tú también eres una gran cocinera?

R: Poco a poco me estoy iniciando. Lo malo es que no tengo paciencia en la cocina, pero me he dado cuenta de que me relaja y voy teniendo más.

P: Háblame de la Orden Imperial de Carlos Quinto.

R: Imperial Orden de Carlos Quinto: es una orden de caballería de carácter honorífico compuesta por caballeros y damas unidos por la devoción a Santa Bárbara, el recuerdo del César Carlos y la Obra Universal de España. El color de su banda azul marino de moiret señala el color del mar. Realizamos varios actos benéficos al año.

Sofía, junto a Nasrin y Massi Massumeh, así como con Juan Carlos Martín Valtueña. (Cortesía)
Sofía, junto a Nasrin y Massi Massumeh, así como con Juan Carlos Martín Valtueña. (Cortesía)

P: ¿Cómo pasaste el confinamiento?

R: Lo pasé en mi casa de las afueras de Madrid que está rodeada de campo y se me hizo más ameno, como siempre dando paseos largos con mis perros. Los alimentos y mascarillas me los traía mi pareja. Él se ocupaba de todo ya que yo soy de alto riesgo y no salía, tan solo al campo.

P: Me consta que tú y Ainhoa Arteta sois muy amigas.

R: La verdad es que nos conocemos hace años. La invité a la Academia de la Diplomacia para que ingresase y lo aceptó, y desde ese día nos hicimos amigas. Vivimos ahora muy cerca y cuando estamos juntas lo pasamos muy bien. Ella adora los perros como yo y un día me dijo que quería un teckel como los míos. Este año le di una sorpresa y le regalé uno, al mes más o menos me llama y me manda un vídeo del teckel, que le ha puesto Tyson, qué es graciosísimo y me manda un vídeo imitándola, cantando como ella. Es una persona maravillosa y muy humana, voy a todas las actuaciones que puedo.

P: ¿Cuáles son tus canciones favoritas de ella?

R: Te podría decir que me gustan todas. Ella es única y canta e interpreta de maravilla. Me encanta su disco ‘La otra orilla’. Es divino verla cantarla ‘El rosario de mi madre’, ‘Piensa en mí’… Cuando cantó ‘La muerte no es el final’ me emocioné muchísimo. En una cena que celebramos y la invité, le dimos una sorpresa a mi tío, el duque de Sevilla. Ese día era su cumpleaños y Ainhoa, que es genial, en el momento del postre se levanta y empieza a cantarle cumpleaños feliz. Es auténtica, la adoro.

Sí, me acuerdo perfectamente de esta velada. Qué bien lo pasamos. Gracias, Sofía. Me ha encanado entrevistarte.

En pocas palabras

Restaurante favorito

Lucio, La Máquina, Taberna Los Gallos, Nemesio, Thai Pan, Thai Gallery, Lobito de Mar… La verdad que me gustan muchos, soy de buen comer.

¿Cómo te cuidas?

Bebo mucha agua, hago ayunos, utilizo las cremas Massumeh, que son maravillosas y se las recomiendo a todos mis amigos.

¿Qué libros están en tu mesilla de noche?

Ahora tengo el de Marcos de Quinto, ‘Notas desde la trinchera’.

¿Qué música escuchas?

Me encanta la música clásica, el house y la música romántica.

¿Cuál ha sido el último capricho que te has permitido?

Un coche de alta gama. Me apasionan los coches.

¿Un vicio?

Pasear por el campo con mis perros.

¿Ciudades favoritas?

Roma y Lisboa.

¿Cómo te desconectas del día a día?

Paseando con mis perros 8 km.

¿El personaje que más admiras?

Siempre me ha encantado la jequesa Mozah.

Danos tú opinión

Enviar Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *