El año atípico de Nadal

Ganar el título de Roland Garros por decimotercera vez marcó la temporada del español Rafael Nadal, que, no obstante, no pudo arrebatar el puesto de número uno del mundo al serbio Novak Djokovic a fin de año, un curso atípico para todos en el circuito mundial debido a la pandemia.

Como el resto de los jugadores, Nadal tuvo que tomar decisiones complicadas a causa de la crisis sanitaria. Su negativa a participar en el US Open fue, sin duda, la más difícil, porque era el defensor del título.

RAZONES PARA NO JUGAR EN NUEVA YORK

«Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de COVID-19 y rebrotes que parecen fuera de control», publicó el manacorí en su cuenta de Instagram.

Pese a todo no salió mal parado de aquello. Con el nuevo régimen de puntuación de la ATP, debido a la pandemia, Nadal no perdió los puntos logrados en 2019, cuando derrotó en la final del torneo al ruso Daniil Medvedev.

Tampoco jugó el Masters 1.000 de Cincinnati y su retorno se dio en Roma, donde preparó su asalto a París.

UNA TEMPORADA NUEVA CON SABOR A EUFORIA

Pero retrocediendo en el curso de la temporada, Nadal vivió antes momentos de gran expectación. El conjunto español venía de ganar la primera edición de las Finales de la Copa Davis en Madrid, al derrotar a Canadá en el último duelo. Y con ese ambiente de euforia se inició 2020, sin saber nadie aún lo que pasaría después.

España alcanzó la final de la nueva Copa ATP, disputada en tres ciudades australianas: Brisbane, Perth y Sydney, y cedió ante Serbia en la lucha por el título.

Luego llegaría el primer grande en Melbourne, donde Nadal cayó ante un formidable Dominic Thiem, que ya parecía apuntar a que este año sería el definitivo para coronarse campeón de un Grand Slam, algo que culminó luego en Nueva York.

En el grande australiano ganó el título Djokovic por octava vez, y su 17 ‘major’, precisamente ante Thiem. También fue allí donde se vio por última vez sobre una pista al suizo Roger Federer, que luego sufrió dos artroscopias en una rodilla, y que aún no tiene fecha prevista de regreso.

De Melbourne, el de Manacor viajó después a Acapulco (México) y en ese ATP 500 obtuvo el triunfo derrotando al estadounidense Taylor Fritz en la final. Sería su último torneo hasta Roma, porque las suspensiones se fueron produciendo en cascada debido a la pandemia. Un manotazo al deporte, que afectó también a los circuitos de forma radical.

SIETE MESES DE ESPERA Y ROLAND GARROS DE RECOMPENSA

Rafa Nadal

Siete meses tardó Nadal en volver a jugar un partido de tenis. Entre medias hubo suspensiones como las que sufrió Indian Wells, Miami, Wimbledon, el Mutua Madrid Open, y las finales de Copa Davis, entre otros, y traslados de fecha como las que experimentaron el US Open y Roland Garros.

También hubo casos de contagios como los del Adria Tour, un reencuentro en la cancha entre amigos, como se bautizó al evento que debía servir para que grandes tenistas pudieran recuperar el ritmo tras el parón por la Covid-19.

Cuatro de ellos, el propio Djokovic, Grigor Dimitrov, Borna Coric y Victor Troicki, dos esposas de tenistas y dos entrenadores dieron positivo, desatando una ola de críticas.

Nadal había permanecido en su Manacor natal a salvo. «Prefiero no hacer viajes largos», había dicho. Pero sí decidió acudir al Foro Itálico donde debía medir sus fuerzas tras 200 días sin jugar un partido oficial, y donde aspiraba a ganar por décima vez.

No fue así. «Los automatismos se pierden de tanto tiempo sin jugar y no se recuperan tan fácil», había dicho al comienzo del torneo romano. Su derrota ante el argentino Diego Schwartzman en cuartos fue dolorosa, porque luego Nadal admitió que había tenido problemas físicos, propios de tanta inactividad.

Pero en París el mejor jugador español en la historia de este deporte jugó de forma admirable y no cedió un solo set en la consecución del título, con exhibición incluida ante Djokovic en la final. Había ganado su vigésimo Grand Slam, igualando a Federer, y ampliando la racha de títulos en el grande parisino a 13, algo estratosférico.

FINAL DE CURSO NO DEMASIADO POSITIVO E INCERTIDUMBRE PARA EL 2021

Un mes después, ya en noviembre, regresó a París para disputar el Masters 1.000 de Bercy bajo techo, uno de los torneos que sigue sin ganar, y donde el alemán Alexander Zverev le tumbó en semifinales.

Pese a todo, había engrasado la máquina para competir con más aspiraciones en las Finales ATP de Londres, otro de sus torneos codiciados. Jugó mucho mejor que otros años y alcanzó las semifinales, aunque perdió de nuevo contra Thiem en la fase de grupos. En la penúltima ronda un gran Medvedev le apeó del torneo, en el que luego sería campeón.

Además mostró su compromiso con el campeonato de España en silla de ruedas, participando en el sorteo del cuadro del torneo que se disputaba en su club de Manacor, desde donde espera un incierto 2021, lleno de dudas en cuanto al calendario y a las especiales condiciones para viajar.

Un rayo de esperanza en las pistas de tenis El Palmar

El tenis murciano se levanta. Nueve meses después de que la pandemia lo dejara tiritando, completamente seco y sin ninguna actividad, estos días en las pistas de la Real Sociedad Club de Campo de Murcia, en El Palmar, un rayo de esperanza ha animado a todos los que forman la familia de este deporte en la Región. Y es que se ha podido celebrar con total normalidad la octava edición del torneo nacional sub-23, patrocinado por Postres Reina, y solo la lluvia que cayó en la mañana de ayer ha parado los partidos. Ni rastro del virus. Todo en orden.

Ayer, eso sí, cuando estaba a punto de acabar la final femenina sub-23, entre las alicantinas Olga Esteve y Judith Perelló, una tromba de agua obligó a parar el partido y ya no se reanudó.

Olga Esteve estaba a solo dos puntos de proclamarse campeona, ya que se imponía a su paisana Perelló por 6-3 y 5-2 y en el octavo juego de la segunda manga iban 30-30.

Esta mañana se reanudará la final femenina y a continuación tendrá lugar la masculina, que va a enfrentar a Zahkar Trapeznikov y Alejandro Manzanera, dos jóvenes tenistas que también están afincados en Alicante. «Al ser el primer torneo que se disputa en la zona tras tantos meses de parón han venido muchos jugadores de la provincia de Alicante e incluso de Almería. Estamos muy contentos, ya que han participado casi 270 tenistas, desde benjamines a sub-23. Es un clásico navideño del tenis murciano y en este 2020 tan complicado no hemos faltado a la cita», se congratula Carlos Alcaraz, padre del joven tenista de El Palmar del mismo nombre que ya asoma por el circuito ATP.

Zahkar Trapeznikov y Alejandro Manzanera se juegan el título tras un evento en el que han participado 270 tenistas

El libro del Murcia CT 1919

Por otra parte, el alcalde de Murcia, José Ballesta, recibió ayer al presidente del Real Murcia Club de Tenis 1919, Antonio Saura, quien le hizo entrega del libro ‘Murcia Club de Tenis 1919. 100 años de historia’, que recoge los principales hitos del club a lo largo de 168 páginas con imágenes inéditas, recortes de prensa y carteles de torneos históricos, entre otros recursos. El volumen ha sido elaborado por José Emilio Rubio Román, en colaboración con los actuales directivos del club, e incluye información que se intercala con una amplia y muy ilustrativa colección de imágenes pertenecientes a diferentes épocas.

Djokovic improvisa clases de tenis para niños en plena calle mientras pasea a su perro

El tenista serbio Novak Djokovic es, a sus 33 años, el actual número uno del tenis mundial. Este extraño año en el que las competiciones deportivas se han visto afectadas por la crisis mundial del coronavirus, el serbio mantiene su racha y su posición en lo más alto de la tabla, un puesto por encima de Rafa Nadal. Sin embargo, en estos días Novak Djokovic ha sido noticia por un gesto que ha tenido más allá de las pistas de tenis.

El tenista se encontraba paseando a su perro por Belgrado, su localidad de nacimiento, cuando de repente vio a un grupo de niños que estaban jugando en plena calle. Él, que se fijó en que había uno de los pequeños llevaba una raqueta de tenis y estaban jugando al tenis, se acercó para comentarles algunos detalles sobre la postura, la posición de las piernas, el movimiento, cómo coger la empuñadura… ¡toda una master class!

El número uno del tenis mundial no tuvo reparos en detener su camino y quedarse un rato con los pequeños, que disfrutaron de una clase de lujo con el profesor improvisado. Un vecino que caminaba por la zona logró captar el tierno momento en el que Djokovic compartía sus consejos con los peques, que siguieron paso a paso las indicaciones del tenista:

El vídeo corrió como la pólvora en redes sociales y hasta el propio tenista reacciónó al verlo subido en redes.

¡Qué lujazo poder cruzarte con un campeón de la talla de Djokovic y disfrutar de sus consejos y técnica!

“Lo de Rafa Nadal es increíble, una locura, sigue rompiendo récords” asegura Schwartzman

El tenista argentino Diego Schwartzman, jugador número 8 del mundo, ha elogiado a Rafa Nadal después de que el español conquistara su décimo tercer trofeo Roland Garros, vigésimo título de Grand Slam de su palmarés.

“Lo de Rafa Nadal es increíble, una locura, sigue rompiendo récords y así se lo dije a él. Está peleando con (Roger) Federer y (Novak) Djokovic por ser el mejor del mundo”,ha declarado Schwarzman, quien prepara en la Rafa Nadal Academy de Manacor los próximos torneos europeos en los que participará.

El tenista sudamericano se ha situado entre los mejores jugadores del mundo tras llegar a las semifinales del reciente Roland Garros (le eliminó Nadal). “Es un logro importante después de muchos años de haber estado cerca”, explica Schwartzman.

“Es muy lindo poder lograrlo. He tenido semanas muy buenas derrotando a los mejores jugadores en tierra batida. Al final me lo terminé ganando el entrar en el top ten”, añadió.