Una plaga de cangrejos mutantes invade un cementerio en Bélgica

Una plaga de cangrejos mutantes invade un cementerio en Bélgica

Cientos de cangrejos mutantes han invadido el cementerio de Schoonselhof en Bélgica, conocido por ser el sitio donde descansan los restos de varios soldados fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial, según ha informado Brussels Times.

Los cangrejos conocidos como Procambarus fallax forma virginalis son una especie de río que sus hembras tienen la capacidad de mutar y autoclonarse.

Estos cangrejos no han surgido por selección natural, sino debido a cruces hechos para crear animales y venderlos hechos en la década de los 90 del siglo pasado en Alemania.

De esta manera, la hembra se volvió partenogenética, y perdió la necesidad de un macho para reproducirse, algo que consiguen hacer de manera numerosa en poco tiempo.

El comercio de estas especies es ilegal, al igual que «la posesión, transporte, producción y liberación», por lo que resulta más difícil conocer cómo han logrado llegar hasta el cementerio. «Al parecer, alguien tenía el animal en su acuario y luego lo dejó libre en un canal», ha confesado Kevin Scheers de la RIOC.

Danos tú opinión

Enviar Opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *