López Miras opta a la reelección en 2023, 2027... Se elimina la limitación de mandatos

Según el plan, el Partido Popular llevó a cabo reformas y eliminó el límite del mandato presidencial, permitiendo a Fernando López Miras poder ser reelegido en las elecciones de los comicios de 2023. La Asamblea Regional aprobó con 23 votos a favor, 21 votos en contra y abstenciones, en concreto la de de Pascual Salvador (Vox), el proyecto de ley de eliminación del punto 7.2 de la Ley del Estatuto del Presidente, que establecía que «quien ya haya ocupado este cargo no podrá ser electo presidente de la Comunidad por dos mandatos «.

Dos de los socios del PP – Ciudadanos y Vox, dos grupos parlamentarios cuyos miembros fueron expulsados ​​de sus respectivos partidos – apoyaron la medida. Por otro lado, los dos parlamentarios oficiales de Ciudadanos; PSOE, Podemos rechazaron las modificaciones, y sus reformas se han llevado a cabo mediante un procedimiento de lectura única.

La oposición criticó duramente el levantamiento del límite de mandato. El líder autonómico del PSOE Diego Conesa condenó: «Es la primera vez que se aprueba una ley en beneficio de una persona.» Miras es un déspota que solo piensa en sus propios intereses «, dijo María Marín, diputada de Podemos y portavoz del Grupo Mixto.

Sin frenos legales aprobados por unanimidad por la Asamblea Regional en 2015 – cuando Alberto Garre era el presidente supremo-, López Miras que lleva cuatro años y va por su segunda legislatura de Presidente de la Comunidad, fue nombrado jefe del Ejecutivo en 2017 y gobernó en solitario hasta 2019, no sólo podría presentarse de nuevo a las elecciones de 2023, sino que también concurre a cuantos comicios quisiera. No hay ninguna ley que se lo impida.

El PP lo defendió como «volver a la normalidad jurídica» porque afirmó que la restricción a la autorización «es una anomalía democrática porque contradice la Constitución«. Según su portavoz, Joaquín Segado, reforma significa «respetar el derecho de los españoles a concurrir a unas elecciones, significa creer en nuestra Constitución, devolver a los ciudadanos la capacidad de elegir quién quiere que les presida, significa hacer a los ciudadanos más libres».

Tras perder el apoyo de Ciudadanos, fue el PP quien tomó la iniciativa. Los populares se suscribieron a sus propias propuestas y, a diferencia de Ciudadanos, que también quería limitar el mandato de los miembros a ocho años, abogaba directamente por la abolición de estas restricciones. Dos de sus socios anunciaron que votaron a favor, por lo que el asunto se resolvió rápidamente en solo una semana.

El portavoz del grupo naranja, Francisco Álvarez, también argumentó que tales restricciones son “inconstitucionales” y acusó al PSOE de tener varias normas porque señaló que “el PSOE de Castilla-La Mancha [que la derogó en su autonomía] la limitación de mandatos es una merma del derecho de sufragio pasivo».

Juan José Liarte, portavoz del Grupo Vox, argumentó que “no existe una previsión que imponga la limitación de mandatos”. Y puntualizó que “por mucho que la ley permita a una persona ser candidato dos o tres veces seguidas, éste solo será presidente cuando los españoles voten la forma de ser posible, sin tutelas ni tutías”. Añadió: “La limitación de mandatos debería ser una oferta electoral, un bonus que el candidato que entiende que en dos años puede completar su programa político puede ofrecer al electorado».